“El aleteo de una mariposa que vuela en la China puede producir un mes después un huracán en Texas”, este enunciado del efecto mariposa puede ser el más popular de la Teoría del Caos, que trata de sistemas dinámicos muy sensibles a las variaciones en las condiciones iniciales, complicando las predicciones de futuros comportamientos. Un ejemplo muy claro es el clima.
Wikipedia: Sistema de Lorentz

En la Teoría del Caos un Sistema Dinámico puede ser la gestión de las personas para un Director de RRHH. Según esta teoría, el mundo no sigue estrictamente el modelo del reloj, previsible y constante, sino que tiene aspectos caóticos. Nos puede ocurrir que: Tengamos causas y efectos razonablemente proporcionales, una causa pequeña nos produzca un gran efecto y por último, una gran causa nos produzca un pequeño efecto. ¿Ocurre esto en la empresa?

En el mundo de la gestión de personas en las organizaciones ¿Cuántas previsiones podemos hacer sobre su evolución? ¿Cuántas podemos acertar? ¿Cuántos actos insignificantes desencadenan efectos sorprendentes? ¿Cuántos rumores producen un caos increíble?
La gestión de personas no tiene un comportamiento constate, fijo y previsible, ni siquiera podemos ser capaces de prever la repercusión de un comentario en una reunión o la implantación de un nuevo sistema de información en las personas.
En ocasiones nos pasamos horas intentando prever la repercusión de una medida tomada por la empresa en las personas, como reaccionaran, que dirán o comentaran, cuando en realidad lo que se debe hacer es tomar la decisión e informar, sobre todo informar. Sabiendo que las personas serán libres de opinar sobre ellas y si les dejas seguramente enriquecerán el proceso, pero debes dejarles, y eso puede ser “el caos” para algunos directivos.
Wikipedia: Geometría Fractal. Romanescu 

La comunicación entre las personas, con la influencia de las redes sociales, hace que la teoría del caos sea una realidad cotidiana. Información, inmediatez, vértigo, comunicación inmediata, nos puede llevar a situaciones sin control aparente. Pero solo aparente. En la gestión de RRHH no se puede ser ajeno a esta realidad, no puedes dejar que las personas de tu organización continúen como antes, se comuniquen como antes, se relacionen como antes, ellas lo hacen de forma diferente fuera del trabajo ¿Por qué no hacerlo igual en el trabajo?

Se debe confiar en la fuerza que puede dar a tu organización la suma del impulso de todos, de la participación, del intercambio, todo ello para construir. Al final, la teoría del caos también genera estructuras preciosas (Fractales) que por su apariencia no parecen haberse generado desde el “caos”, más bien desde la belleza de la participación de muchos factores coordinados.
¿Cómo sería el fractal de tu empresa?