Nos pasamos el día hablando de las Redes Sociales, de la Web 2.0, de Social Media, de su importancia, de las nuevas formas de comunicación, de su influencia en la sociedad y de cómo está cambiando en los últimos años (o la están cambiando) y sobre todo de cómo pueden cambiar las empresas con la incorporación de estas tecnologías. Pero no debemos olvidar que las Redes Sociales no son un fin, sino una herramienta para conseguir un objetivo previamente marcado y planificado. Desgraciadamente algunas personas y empresas olvidan preguntarse qué quieren conseguir con su uso.
Sin embargo, al menos para mí, hay algo más importante en toda esta historia, algo que puede aportar mucho más a la empresa que el mero uso de la web social: Los Valores intrínsecos a su uso, los pilares en los que se mantiene este mundo y que la mayoría de sus usuarios reconoce y respeta.
Es posible que muchos de los lectores de este blog piensen que esta afirmación no es más que una parte de los argumentos de una persona que desea justificar el uso de estas herramientas en la empresa, nada más lejos de la realidad. Obviamente no se puede afirmar que todo el mundo se comporta bajo estos parámetros, pero sí se puede creer que casi todas las personas que estamos en este entorno con un uso básicamente profesional, asumimos estos valores. Personalmente creo en ellos y afirmo que gracias a ellos he podido alcanzar muchas cosas en este mundo 2.0, sin esta conciencia, sin esta forma de “actuar”, muchos de los objetivos que nos marcamos en este rápido y complicado mundo virtual no se convertirían en realidad.
Estos valores de los que hablamos los podríamos resumir en:

Honestidad y Respeto, 
Humildad y Generosidad, 
Reciprocidad, Colaboración y Apertura.
Con sus consecuencias no menos importantes:

Excelencia, Innovación, Diversión, Aprendizaje y Pasión
Algunos de estos valores se pueden plasmar en aptitudes como:

  • Busca, afronta y dirige tu propio cambio.
  • Es bueno ser divertido, no tengas problema en sonreír. 
  • Apuesta por la curiosidad, se inquieto, busca nuevas experiencias. 
  • Aprende, si lo haces crecerás.
  • Comparte lo que sepas, te convertirá en mejor profesional.
  • Se honesto en tus relaciones virtuales, no inventes lo que no eres. 
  • Piensa en equipos positivos, con espíritu familiar, abiertos a participar. ç
  • Apasiónate y sobre todo “Se humilde”


En los nuevos Departamento de Recursos Humanos –#RRHH- la introducción de las Redes Sociales y el mundo 2.0 debe dejar un poso de valores como este, la mayoría de ellos no son nuevos, pero en los últimos tiempos los hemos  perdido. Si todo esto nos ayuda a mejorar, bienvenido sea, algo habremos conseguido. Lo seguro es que quien no los siga, tendrá difícil conseguir los objetivos que se marque.