Mucho hablamos y más escribimos sobre Recursos Humanos y Reclutamiento 2.0, pero en realidad lo hacemos sobre las nuevas formas de relación que se están creando entre candidato y reclutador, dentro de un contexto en el que las personas están estableciendo nuevas formas de comunicación, un entorno cambiante desde que allá por el año 2008 el uso de las redes sociales y los “blogueros” saliesen del armario, para ir poco a poco metiéndose en las entrañas de las personas primero y de las organizaciones después, impregnando todo de un color social diferente, un azul metálico que recuerda el Cádillac azul de la película “Coupe de Ville” (USA 1990, Joe Roth), donde tres hermanos deben conducir el coche desde Detroit a Florida para regalárselo a su madre en su 50 aniversario. Un camino que servirá para conocerse de nuevo, o por primera vez.

Los “adoptados digitales” deben aprovechar este viaje para conocerse de nuevo, para aprender, para pensar que pueden y quieren hacer en este nuevo ecosistema. Los “nativos digitales” simplemente crecerán en un lugar sembrado de posibilidades de conexión, que les rodearán sin prestarles la menor atención. Ellos terminarán de cambiar lo que algunos estamos predicando desde hace un tiempo, pero no lo harán con una revolución, solo crecerán, vivirán y asimilarán. Como los BabyBommers fueron creciendo con las televisiones, los teléfonos, los coches o los móviles, muchos de ellos no podrían concebir su mundo sin alguno de estos “trastos”.
Está claro que este cambio está siendo progresivo, de tapadillo, con disimulo para la mayoría de la sociedad, pero está ocurriendo. Medido en tiempo, ni siquiera tendrá la mitad de la duración de la segunda revoluciónindustrial (1850 – 1914), aunque su impacto en la sociedad es posible que sea tan grande como lo fue la introducción del gran capitalismo.

En el mundo de la empresa tendrá un mayor impacto, porque esta “re-evolución” esconde una parte que nada tiene que ver con las nuevas tecnologías, sino con un cambio de forma de pensar, de compartir, incluso de vivir y eso asusta a algunos, y representa un reto para otros.
Si buscas trabajo, si quieres cambiar de empleo por que el que tienes te parece penoso, si quieres emprender tu propio negocio o buscar socios para el que ya tienes, empieza a identificar que puedes hacer en este nuevo entorno, por que cuanto antes lo hagas, antes sacaras partido.
Posiciónate cuanto antes. Toma partido en el baile para que seas tú el que diga que música te gusta, por que de lo contrario tendrás que bailar lo que te pongan.
Si te interesa esta película, responde a estas preguntas y si no te gustan las respuestas… trabaja para modificarlas.

  • En este momento… ¿Te podrían encontrar los reclutadores en las redes sociales?
  • Te has buscado en Google… ¿Que sale en los buscadores si pones tu nombre?
  • Que dicen de ti… ¿Crees que lo que encuentren los reclutadores en las redes te puede beneficiar en un proceso de selección?
  • Cuentas con una dirección digital para identificarte… ¿Tienes un currículum social? ¿Hay en tu currículum tradicional una dirección de Internet donde dirigir al reclutador?
  • Sabes lo que quieres… ¿Tienes escrita una BIO (biografía) que te identifique y describa como eres?
  • Sabes como venderte… ¿Puedes contar tu proyecto en 30 segundos?

Si no crees que esto vaya a suceder, seguramente estás en razón. Porqué no a todos nos afecta, y porqué nada es imprescindible. Yo conozco a gente que no usa teléfono móvil, incluso no tienen coche… es más, no ven la tele. ¡Qué afortunados! Pero la progresión de todo esto dejará fuera a una parte de la sociedad. 

Os dejo una versión hablada de todo esto…