Como especialista en estética tengo claro que la nariz más bonita es aquella cuyo perfil tiene forma de pista de esquí, tanto en mujeres como en hombres. Ya me lo dice mi amigo, no distingo, me gusta la carne y el pescado. Nunca podrás ser vegetariano, me espeta cada vez que nos vemos.

La verdad es que es cierto, me gustan tanto los hombres como las mujeres y no rechazo ninguna oferta, llevo años disfrutando de ciertos privilegios y eso se debe aprovechar.

Ahora me obsesionan los pitidos insoportables que llaman a los diputados al pleno para votar, que asco y cuanta hipocresía, solo te piden que pulses el botón correcto. Hazlo bien, no nos importa que no pienses. Mejor si no lo haces, comprobado.

Me he cruzado con el presidente en el pasillo, he visto la señal que tenemos pactada, tengo que quedar con su servicio de seguridad para saber donde nos veremos esta noche. Debo pagar esos privilegios, por eso fui el segundo en la lista electoral.