Cada vez trabajamos con más empresas que apuestan por introducir el “mundo social” (Web 2.0) y las relaciones que desde él se pueden generar para modificar sus procesos de selección. Pero no para consultar los perfiles de los candidatos en las redes sociales, no, para eso no nos necesitan, ya todo el mundo ha aprendido a “cotillear 2.0”.

“Estamos cambiando cosas, ayudando a las empresas a establecer contactos con personas que pueden llegar a ser empleados suyos, mantener una conversación constante con su entorno, con aquellos que pueden ser interesantes e influyentes en el futuro de la empresa. Estamos ayudado a las PYMES a escuchar, porque no importa que tamaño tienes (al menos para esto), solo necesitas tener claros tus objetivos.”

Esto es un gran avance, significa abrirse, significa dejar de mirarse el ombligo, pensar qué puedes aportar si quieres atraer talento. Y que nadie piense que estamos haciendo grandes y maravillosas implantaciones de políticas de reclutamiento 2.0. No, solo estamos dando pequeños pasos, eliminando miedos, abriendo ventanas para “airear” despachos… gestionando el cambio.

Veamos que pequeños pasos puede dar una PYME para iniciar este camino, sin riesgos y con la opción de crear un nuevo ámbito de relación con la sociedad, con su entorno. Lo cierto es que en el fondo las cosas no son tan complicadas como podrían parecer, que no es necesario realizar sesudos planteamientos de métodos algorítmicos, nada de eso.

“El Reclutamiento Social significa relacionarse con el entorno y ser permeable a la influencia de los candidatos”

BANNER SOLICITUD PROPUESTA RECLUTAMIENTO SOCIAL

Para empezar, solo necesitamos el convencimiento de que queremos hacerlo (perdida del miedo inicial) y los medios para poder implementarlo, que no son muchos y en todo caso si no se dispone de ellos dentro, se pueden subcontratar. Después…

Dedica un buen tiempo a pensar quien es tu público.

Atención, estamos pensando en reclutamiento de personas, no en vender nuestro producto, pero aún así hay muchas sinergias entre ambas poblaciones y en algunos sectores hasta hay coincidencias. No menosprecies el sector, no olvides cuáles son tus stakeholders, no construyas una conversación hueca, sin sentido. Perteneces a un ámbito profesional y de eso es de lo que sabes y puedes hablar. Por cierto, esto estará relacionado con los perfiles que habitualmente selecciones.

No descuides tu imagen.

No olvides que estás saliendo de casa, que te estás exponiendo, que te van a ver. Debes estar alineado con la imagen corporativa y si no la tienes bien definida, igual es el momento de pensar en ella.

Hablamos de PYMES que puede no dispongan de grandes estrategias de marketing. Lo cierto es que este aspecto debe ser escalable, lo que hagas ahora debe ser útil por otras estrategias de la empresa en un futuro. El camino que estás abriendo con esta experiencia podría ser bueno como aprendizaje para entrar en otras áreas que ahora no tienes claras.

Elige bien que canales puedes usar.

No te dejes llevar por modas o por lo más popular o conocido. Pregúntate donde está tu público y entra en esos canales. Uno profesional, uno genérico y uno sectorial, esa sería una buena opción para empezar.

Por cierto, en este momento deberás pensar en los contenidos de tu conversación. Vale escuchar y mucho, pero no seas mudo.

No descuides tu casa.

Si, si, como lees. Esto no es solo salir de paseo por las redes. ¿Y si vienen a visitarte? ¿Dónde dejaran el currículum? Mira, a esto le puedes llamar “Canal de empleo” y lo debes incluir en tu Web corporativa. Dedícale un poco de tiempo y medios, merece la pena. No sirve ser muy “guay” en las redes y tener la casa “hecha unos zorros”.

¿No parece muy complicado verdad? Pues adelante, este es el primer paso para iniciar tu estrategia futura de “Employer Branding”. ¿Te atreves a soñar?

Deja tu opinión sobre este post, nos interesa conocer tu experiencia.

BANNER DESCARGA EBOOKS EMPLOYER BRANDING