Se pueden extraer muchas conclusiones de las nuevas tendencias de marketing y aplicarlas a la gestión de las personas en las organizaciones, una conclusión evidente en un mundo interconectado donde el comportamiento de una persona como miembro de una empresa y como consumidor empieza a no tener ninguna diferencia.

Un ejercicio práctico para un responsable de Recursos Humanos consiste en leer el libro de Philip KotlerMarketing 4.0 Transforma tu estrategia para atraer a tu consumidor digital”, pero aplicando la mirada profesional de un gestor de personas, traduciendo sus reflexiones sobre marketing y atracción de clientes al ecosistema vital que se crea dentro de las empresas: Considerando a los trabajadores como a tus clientes. 

“Piensa por un instante que cada uno de los trabajadores de tu empresa fuese un cliente… ¿Lo atenderías de la misma forma?”

Si aplicamos las reflexiones de Philip Kotler sobre marketing 4.0 a la gestión de los empleados, nos encontramos con algunas tendencias que marcarán la vida de las organizaciones en los próximos meses, siempre que sus gestores no olviden que la línea que separa esa vida profesional de la personal es cada vez más tenue. Y que el futuro de las empresas no está solo en una buena imagen y un buen producto/servicio hacia fuera, que lo es, sino también en una buena imagen y producto desde dentro y para los de dentro.

  • Traspaso de poder a los empleados interconectados (Traspaso del poder al cliente). Un cambio radical en el formato de comunicación, un entorno donde todos están incluidos, donde no hay excluidos. Un entorno donde la información ya no es poder, sino que el poder de la organización aumenta de forma exponencial con la distribución del conocimiento y la información entre sus miembros.

  • La conexión es la vida de la empresa (Interacción online, consumidores informados). Las relaciones de las personas han cambiado y las internas de las empresas deben cambiar. No se puede vivir de espaldas a una realidad, haciendo que los empleados tengan que usar métodos anticuados mientras están en su trabajo, frente a la tecnología que aplican en su vida personal. “Considera las relaciones humanas, sus conversaciones, como fuente de energía”.

  • Observa que no todos son iguales y piensan igual (Las subculturas de los clientes: Friends, family, fans and followers). Encontrar el punto de gestión “multigeneracional” dentro de las empresas, que es el reflejo de una sociedad idéntica, donde interactúan cuatro generaciones.

  • Combina estilo y cultura (Pasar de la segmentación de un público objetivo a la identificación de grupos de consumidores). Ya no podemos buscar candidatos solo cuando los necesitemos, viviendo de espaldas a la sociedad, aislados, pensando que acudirán a nosotros solo con publicar un anuncio de empleo. Desarrolla tu marca de empleador (Employer Branding), identifica tus grupos de candidatos e interactúa con ellos de forma continua. Al fin y al cabo, son tus clientes futuros.

En el pasado se pudo gestionar a las personas con la promesa de un trabajo para toda la vida, asegurando unos ingresos que les permitían buscar su felicidad fuera de ese lugar. No podemos mantener esa visión en el siglo XXI, es necesario dar sentido al trabajo e integrarlo en la medida de lo posible en la felicidad que cada uno desee alcanzar.

BANNER DESCARGA EBOOKS EMPLOYER BRANDING