Comienzan a acumularse en la superficie del planeta, en el cielo brillan reflejando el sol y al principio son pequeños puntos luminosos, que se van haciendo grandes al acercarse. Caen de forma aleatoria, aquí y allí, nadie sabe donde impactará el siguiente. Salir de casa es como jugar a la ruleta rusa.

Mi vecina, desesperada, decidió sacar la basura ayer. Se arriesgo demasiado.

¡Fue absurdo! Hace semanas que no funciona el servicio de recogida.

 EBOOKS EMPLOYER BRANDING DE XIMO SALAS