¿Las empresas aún tienen organigrama?

Hace unos días leía un artículo de una consultora donde se hablaba de los organigramas de las empresas, de su existencia o no, y del mito de que siempre hay dos, el oficial (que consta en la documentación) y el oficioso, donde se ven las relaciones reales entre los actores de la empresa y que no está escrito.

Pero lo cierto es que me sigue rondando la idea de si de verdad las empresas tienen un organigrama, incluso si en el siglo pasado lo tuvieron o solo fue un sueño.

Recordemos… lo hacíamos con cajas rectangulares, puestas una bajo la otra, con líneas que las unían, indicando que la caja que está dibujada más arriba en el papel es la que más poder tiene y por la misma regla, la caja o cajas (suelen ser muchas más) que están en la parte inferior del papel son las que menos pintan, o menos deciden ¿O tal vez menos responsabilidad tienen?

Para no alargar mucho más un post que nace para ser corto y plano (como debería ser un organigrama), sería acertado afirmar que no han muerto los organigramas, como no ha muerto el currículo en papel ni el correo electrónico (aún).

No termino de encajar las cajas de mi recordado organigrama con la situación actual de las empresas, los nuevos sistemas de comunicación y la evolución de la sociedad que las rodea.

Lo cierto es que si nos empeñamos en dibujarlo será porque…

  • Necesitamos reafirmar en un papel nuestra autoridad o la de nuestros colaboradores.
  • Queremos que todo el mundo esté donde yo digo y no en otro sitio.
  • No están claras las relaciones entre nuestros equipos.
  • Hemos complicado la organización hasta extremos inoperantes.
  • Nadie recuerda que hace en la empresa.

Estructuras planas, con comunicación abierta y equipos ágiles ¿Necesitas dibujar un organigrama?

Si el reclutamiento, la formación, la comunicación, la innovación y muchos otros factores que definen a una empresa están evolucionando hacia lo digital, si dentro de unos años los empleados en su mayoría serán nativos digitales…

¿Qué sentido tiene dibujar el Organigrama de mi empresa?

Tal vez ninguno, ya que…

  • No necesitamos reafirmar ninguna autoridad, la ganamos con nuestras acciones cada día: Liderazgo.
  • Los equipos funcionan de forma honesta, no es necesario ponerles una etiqueta.
  • La comunicación es fluida y abierta para todos, no necesitamos poner límites a nadie.
  • La organización es en red, plana y lejos de las complicaciones formales.
  • Todos saben cual es su rol en la empresa cada día, no necesitamos recordárselo a cada momento.

Lo siento… he perdido el organigrama, y tú ¿Aún conservas el tuyo?

EBOOKS EMPLOYER BRANDING DE XIMO SALAS