Skip links

Una crisis que paraliza

La crisis está poniendo en evidencia algo que tal vez no queremos ver, una reacción que debería ser la contraria, una situación que no permite aumentar la competitividad de las empresas de este país. La crisis esta amordazando a las personas que deberían ejercer el liderazgo en su empresa, prefieren estar medio escondidos, no dar la “nota” y pensar que así podrán conservar su puesto de trabajo. Tienen miedo.

…Santiago estaba en el comedor de la empresa cuando entro su compañero y director de recursos humanos, al mirar su rostro se dio cuenta de que algo estaba pasando, le hizo una señal con un leve movimiento de cabeza y se sentó a su lado. ¿Qué pasa? Pregunto Santiago. Nada, lo de siempre, continúan los despidos, contesto su compañero.

Santiago pensó en las personas que se quedarían sin empleo, pero también en el efecto que tenían los despidos en los que se quedaban. Después de conocerse la noticia, un ambiente de tensión y miedo se extendía por toda la empresa, todo se ralentizaba, casi se paraba, costaba mucho tomar de nuevo el pulso de la actividad normal. Lo peor, los lideres de cada grupo, que no eran capaces de hacer nada, unos porque ya habían desarrollado más miedo que su propio equipo, otros porque intentaban pasar desapercibidos, así creían estar a salvo de los despedido. Esta vez la mitad de los directivos se quedo sin trabajo.

  1. Reflexionaba con un joven alto directivo el otro día. ¿Cuantas empresas con modelos de gestión tipo escuela de negocios antes de 2008 están ahora cerradas o con graves dificultades?

    Y es que los drivers de dirección han cambiado irremisiblemente. El manager no vive de lo que debería ser sino de lo que es. Ya no gestionamos valor, sólo sobrevivimos. La crisis está aquí para quedarse a vivir…

  2. Gracias por tu comentario. Tienes razón al afirmar que hoy el manager solo sobrevive, es una lastima y una consecuencia de lo que estamos viviendo ¿Se quedara por mucho tiempo?

Comments are closed.