Skip links

La realidad de los RRHH 2.0

Muchos hablan de la revolución en la gestión de las personas en las organizaciones y la influencia que en ello están teniendo o tendrán las redes sociales. Existen libros, artículos, blogs, conferencias… No hay foro que se precie que no incluya una ponencia sobre las redes sociales y algo más, no sé, lo podemos relacionar con lo que queramos: Talento, retención, reclutamiento, formación, comunicación, …ción,
Pero ¿Cuál es la realidad en la empresa?
(Redes. Courtesy of Nikon Small World)

No nos engañemos, las empresas están tan lejos del mundo 2.0 como Falete de la dieta Mediterránea, es decir, jurara que es su dieta habitual pero nunca veremos sus efectos.

No importa si nos habla un alto responsable de RRHH de una multinacional en España, o el director de RRHH de una mediana empresa, o el gerente de una pyme (no tiene responsable de RRHH), suelen afirmar que las redes sociales son algo interesante, incluso que ya tienen planes para su desarrollo. Pero la realidad es otra, de momento mejor lo observamos desde la barrera, que solo falta que perdamos el tiempo viendo fotos y cosas de esas.
No existe una relación proporcional entre la penetración de las redes sociales en la vida personal de los españoles y su evolución en las empresas. De nuevo existe un agujero inmenso entre la evolución de una tendencia, para algunos ineludible, y su aplicación práctica… ¿Miedo o prudencia?
Las distancias se agrandan, si al final la Web 2.0 no es una burbuja, el gap entre las personas y la empresa será insalvable, y lo peor, que la mayoría de los directivos que ahora miran hacia otro lado no podrán subirse al carro, esto no es como el teléfono móvil: “A mí que me llamen”
¿Cuál es tu opinión?

  1. Si se quiere una buena productividad y rentabilidad de la empresa esta claro que hay que disminuir ese gap entre personas y empresa. Si queremos ser eficientes tendremos que utilizar recursos óptimos que demuestren el avance y el desarrollo para no quedarnos obsoletos… Siempre existe algo de prudencia y algo de miedo, pero pongo de ejemplo "Perdidos en la ciudad" aunque sea en otras circunstancias… ese miedo y esa prudencia hacen que no quieran en un primer momento vivir ciertas experiencias, pero al ver los resultados quieren tener todos esos procesos en sus tribus lejanas…

    Muy buena reflexión real que tenemos que trabajar

    😉
    Saludos

  2. XIMO: dICES "No existe una relación proporcional entre la penetración de las redes sociales en la vida personal de los españoles y su evolución en las empresas. De nuevo existe un agujero inmenso entre la evolución de una tendencia, para algunos ineludible, y su aplicación práctica… ¿Miedo o prudencia?
    AL MIEDO NO SE LE LLAMA….ACOMPAÑA. en cualquier caso puede que sea la primera vez que una tecnología como esta o similar se desarrolle antes en el hogar que en la Empresa….sin desesperarse…acabará entrando…Por cierto en la empresa en la que trabajo estamos interesados en este mundo y además nos hemos redefinido y somos la Dir. de Personas y Valores…lo de los recursos…como que no.

  3. Gracias por los comentarios. María como dices hay algo de prudencia y tal vez sea buena, pero si nos pasamos de prudentes nos podemos quedar atrás.

    Es bueno el cambio de nombre y olvidar lo de recursos, pero mejor si además va acompañado de la confianza en las personas, y esa es una de las claves que más definen estas nuevas tecnologías.

    Un saludo

Comments are closed.