Algo de lo que se habla pero no se conoce con certeza. Un concepto que sale en las conversaciones, pero del que nadie tiene una definición concreta. Una idea que genera ríos de datos en forma de encuestas y estudios, la mayoría irrelevantes y/o contradictorios. Como un “Basajuan” que nadie ha visto, y el/la que osa decir que si lo vio, le/la toman por loco/a. Eso es digitalizar los Recursos Humanos.

La falta de un horizonte claro y la escasa definición de lo que puede significar para ellas este cambio, produce en las empresas un efecto de desorientación, como también ocurre entre los profesionales que se dedican a ello. Sin embargo, nos encontramos con un fenómeno curioso, todo el mundo se apunta al carro, nadie quiere quedar descolgado. Para algunos, no es más que una moda, así que la lucimos una temporada y luego al armario. Como los pantalones de campana.

¿Qué significa digitalizar los Recursos Humanos?

Lo cierto es que hasta el momento me quedo con pocas de las definiciones que he podido leer. Solo compartir un informe elaborado por Roland Berger con el patrocinio de Siemens: “España 4.0 El reto de la transformación digital de la economía” (Y que puedes consultar aquí), donde se hace una definición bastante acertada –para mi- de lo que representa el proceso de digitalización en una empresa, y por añadido para sus recursos humanos.

No podemos quedarnos en las anécdotas. Digitalizar la función de Recursos Humanos de una empresa no es…

  • Crear una Red Social Corporativa, o
  • Implantar sistemas digitales de acceso a la documentación, o
  • Hacer toda la formación online, o
  • Crear una estrategia de Employer Branding, o
  • Crear la oficina sin papeles, o
  • Fomentar el trabajo remoto, o
  • Suprimir el correo electrónico, o
  • (Incluye aquí cualquier cosa que haya implantado tu empresa y que tenga que ver con tecnología).

Simplemente todo lo anterior no son más que las consecuencias de un proceso de “Digitalización de la función de Recursos Humanos”, la verdadera transformación no está en la implantación de herramientas, más bien está en el cambio que se produzca en las personas que deban usar esas herramientas.

“La digitalización de los Recursos Humanos, pasa por el cambio radical de cómo entender la relación con y entre las personas, los medios y las herramientas que forman la empresa.”

Si de verdad queremos transformar digitalmente nuestras organizaciones desde la parte humana, tendremos que iniciar un proceso radical de cambio dentro de la organización.

¿En que consiste ese cambio?

Afortunadamente en cambio ya está iniciado. La sociedad del siglo XXI va por delante en la asimilación de esos cambios, una nueva generación digital llama a la puerta del mercado laboral y solo falta que los gobiernos asuman su rol dinamizador.

Lamentablemente las empresas, sobre todo las pymes, no están aprovechando ese tirón que por primera vez les viene desde fuera, y que está en su propio núcleo: Sus empleados.

Ellos ya están familiarizados con los usos digitales en su vida personal, y cada vez lo estarán más. Ahora es el momento de introducirlos en la empresa y usarlos de la mejor forma para mejorar la productividad, la comunicación, la formación y la vida de las personas que forman la organización.

Cambiemos las reglas de juego. Aquellos que arriesguen ganarán, no tengo duda alguna. Este cambio no es complicado, solo requiere valor y convencimiento por parte de la dirección. Y algunas medidas a considerar de forma inmediata.

“Deja que tus empleados digitalicen tu empresa”

Quien quiera digitalizar su empresa debe implantar por riguroso orden cada condición, para poder pasar a la siguiente:

  1. Cambiar la cultura de la desconfianza mutua. El cambio requiere transparencia y honestidad absoluta, no hay otra opción. Lo siento: Debe empezar la Dirección.

Ya lo tienes, pues ahora piensa si eres capaz de…

  1. Poner en marcha un programa de formación para la “digitalización” de todos los empleados de la empresa. Es necesario que asumamos desde dentro la necesidad de eliminar la brecha digital que se está generando. ¿También para aquellos que no requieran del uso de un ordenador en su puesto de trabajo? Si, rotundamente. Esta medida no trata de hacer mejor al trabajador en su puesto, sino de generar en cada uno de ellos la sensación de integración, de superación y eliminar el aislamiento.

El mundo digital forma parte de tu cultura, es momento de…

  1. Iniciar un proceso de apertura donde todo el mundo pueda comunicarse, crea un entorno donde las personas comprueben que son escuchadas, que son importantes y que estar allí les repercute de forma positiva, tanto a nivel personal como profesional. Para ello elige proyectos concretos y personas abiertas a participar como primeros pasos, no te lances a la piscina sin poner antes un poco de agua.

Ya lo tienes en marcha, las proyectos funcionan, ya estás preparado para…

  1. Eliminar todo elemento que no sea digital en tu entorno, poco a poco, no seas muy ambicioso al principio. Empieza por cosas simbólicas, y termina eliminando a todos los mandos intermedios que tenían como única misión controlar a aquellos que ahora son tus compañeros de viaje, estáis comunicados todos.

Has demostrado valor, mucho. Es el momento…

  1. Abre tus puertas, tus ventanas, conecta a todo el mundo. Clientes, proveedores, accionistas, propietarios, sociedad, candidatos, gobierno, etc. Comparte, haz que tu entorno sea mejor, ayuda a desarrollar tu sociedad, ella sin ninguna duda te lo devolverá.

¿Utopía? No lo creo. Me lo tendrán que demostrar.