Uno de los fundamentos del desarrollo de una estrategia de “Employer Branding” estriba en la comunicación con la comunidad de candidatos que se crea alrededor de la marca empleadora. Sin ese contacto es imposible mantener el interés por una oportunidad de trabajo futura, en el entorno actual que genera tantos puntos de atención en la selección de talento.

Son muchas las opciones que se pueden implantar para mantener activa una comunidad de candidatos, una mayoría se centran en planes, ofertas y comunicación corporativa (en formato vídeo) que tienen su centro de operaciones en la propia “career site” de la empresa, otras en el desarrollo de una comunicación activa a través de las redes sociales. Ambas son efectivas y complementarias. Todas ellas tomadas como punto de referencia en el marketing digital.

Las prácticas probadas en marketing digital son de mucha utilidad en estos momentos para el desarrollo del área de Recursos Humanos, y una de las más efectivas ha sido (y sigue siendo en estos momentos), el uso de herramientas de email marketing.

¿Por qué no usarla en el desarrollo de las estrategias de Employer Branding?

El uso de las técnicas de email marketing por las empresas va paralelo al auge del correo electrónico, es a mediados de los años 90 cuando se populariza y se convirtió en una herramienta potente de comunicación, bien para conseguir un simple registro o “lead”, o informar y fidelizar al cliente. Desde esos años 90 este formato ha sobrevivido al “spam” y últimamente a las redes sociales.

Volviendo al área que nos afecta, si nuestro objetivo es atraer al máximo número de candidatos a nuestra comunidad, apoyados en los valores y el prestigio de la marca, e intentando que esa comunidad sea lo más activa posible. No estamos muy lejos de los objetivos de los compañeros de marketing hacia los clientes. Es posible incluso que algunos de los candidatos sean también nuestros clientes.

Si tomamos las 3 claves que el uso del email marketing nos pueden proporcionar, aún lo veremos más claro. El email marketing nos permitirá…

La generación de lealtad o fidelización hacia la marca o empresa.

Ese es sin duda el sueño de cualquier reclutador de cualquier empresa del mundo. Pensar que existe una comunidad de hombres y mujeres atentos a las noticias de empleabilidad que generas, consiguiendo solo con ellos/as los suficientes candidatos como para cubrir los puestos vacantes.

Aumentar la confianza hacia el producto o la marca.

La confianza en la marca nos dará como resultado la confianza en su futuro profesional, creer que conseguir un puesto de trabajo será para ese profesional una oportunidad única. Asociando además el trabajo a la marca, y no separándolo como ha ocurrido siempre. Es iniciar el camino de los embajadores de marca, de los que tanto se habla ahora.

Y por último generar visibilidad o conciencia de marca

Es el objetivo primario de una estrategia de “Employer Branding”, darse a conocer, tener presencia en las conciencias de los candidatos. No solo como marca-cliente, sino como marca-empleo. Incluso abrir este camino para algunas PYMES significará dar el primer paso en su visibilidad como marca, sin más.

No olvidemos que los contenidos de nuestras campañas deberán tener mucho de contar, apoyar e informar. Más que de vender. Debemos enfocar el uso del email marketing desde Recursos Humanos desde el punto de vista de “marketing de contenidos”, debemos convencer… más que vender.

Sin duda una aventura interesante. ¿Te apuntas?

BANNER DESCARGA EBOOKS EMPLOYER BRANDING