Comparto el segundo vídeo, donde vamos a reflexionar sobre los procesos de selección, pero no voy a contar como hacerlos o como superarlos y todo eso que ya sabéis.

Vamos a pensar por unos instantes porqué para la mayoría de esos procesos de selección (tanto para empresas como para candidatos) son un verdadero quebradero de cabeza, por no decir un desastre.

Si tengo que definir un proceso de selección, de forma general e implicando a todos los participantes en los mismos, diría que son un PROCESO DE ESTRÉS, dónde todo son prisas por todas partes, la empresa tiene prisa, los candidatos están ansiosos y como consecuencia termina con la incorporación menos mala. Sencillo no!

“Un proceso de selección es en la mayoría de las ocasiones un proceso de estrés, de tensión, donde el resultado se verá afectado por este factor”

Además, para las empresas: Si como consecuencia de un proceso de selección la persona que se incorpora a la empresa no aporta algo nuevo a la misma, algo que nadie sepa hacer hasta ese momento, podemos considerar que el proceso ha sido un fracaso.

Para ambas partes (empresa y candidatos), un proceso de selección e incorporación de una nueva persona a una organización es un episodio de alegría, de descubrir cosas nuevas. Como cuando conoces a alguien por primera vez. ¿Porqué no lo tratamos así? De verdad ¿Porqué no intentas cambiarlos?

¡Espero que sea de interés para todos/as! – Podéis ver todos los vídeos AQUÍ. Y en el Canal de Youtube