Skip links

Factores de éxito en tu Marca de Empleador #EmployerBranding

Estrategia de employer branding por ximo salas p
Podría parecer que la definición de nuestra estrategia que usaremos en el desarrollo de nuestra marca de empleador es la parte más importante de un proceso de «Employer Branding»; sin embargo, no es así. Las partes de inicio del proceso de digitalización, análisis de la situación inicial y la definición de objetivos, en este orden, son las 3 claves principales del proceso.

La definición de la estrategia no es más que la plasmación en hechos de todo lo aprendido en las etapas anteriores. Además, la estrategia que definamos no debe ser definitiva y debe evolucionar según 4 factores básicos:

  1. El avance en el cumplimiento de los objetivos que nos marquemos y su revisión posterior.
  2. La evolución de la transformación digital de la empresa.
  3. La implicación de los empleados en la estrategia.
  4. El cambio en nuestras necesidades de reclutamiento.

“Una estrategia de Marca de Empleador no puede ser definitiva, debe evolucionar con las necesidades de la empresa”

Para marcar nuestra estrategia inicial debemos tener en cuenta algunos factores que harán de la misma una herramienta creíble, o por el contrario una simple nuestra de intenciones sin ningún poder de convicción para el candidato. Dos preguntas que debemos hacernos en este momento para aclarar nuestra situación de partida son…

¿Cómo nos ven ahora desde fuera? ¿Qué imagen estamos proyectado?

¿Cómo queremos que nos vean a partir de ahora? ¿Qué imagen queremos dar?

No confundamos en esta parte la imagen corporativa con la imagen por la que estamos preguntando aquí –Imagen de empresa empleadora–. Nuestra empresa tiene una imagen corporativa diseñada y proyectada desde el área de marketing; nuestros colores, nuestros logos. Todo el soporte base de imagen está definido, solo debemos adaptarlo al canal de empleo que estamos diseñando.

Debemos pensar en cómo nos percibe nuestro entorno con respecto a lugar de trabajo, si somos o no atractivos desde ese punto de vista. Mostramos una imagen bien definida o simplemente somos una más que lucha por conseguir candidatos cada vez que publica una oferta de empleo.

Si por el contrario estamos mostrando una imagen, debemos estar seguros de que es la que queremos seguir mostrando o es necesario un cambio para mejorar nuestra reputación cómo empleadores. Un buen ejemplo de cambio de imagen se puede observar en la estrategia que se diseño para la atracción de docentes en la «Phoenix Elementary School District #1».

Es el momento de saber cuáles son los factores clave que nos permiten delimitar, dibujar esa estrategia. Estos 4 factores no pueden dejarse de lado en ningún momento y están conectados entre ellos, así que deberemos ser fieles a cada uno de ellos.

Nuestra estrategia debe tener:

  • Una idea central. Esa idea central es tu negocio, qué hace tu empresa: cuáles son sus servicios y productos. Cómo contribuye tu empresa a mejorar la sociedad en la que está integrada. No olvidemos nunca cuál es nuestro objetivo, misión, visión y valores. En muchas ocasiones asentar nuestra estrategia de «Employer Branding» en el corazón del negocio será una ventaja competitiva frente a la competencia.
  • Un objetivo ineludible. Pensar cómo puedo ayudar a los demás, es decir, a mi nueva comunidad de candidatos. Asentar la estrategia pensando solo en obtener un beneficio rápido en forma de excelentes candidatos es un grave error. No obtendremos nada si no damos algo, así que lo mejor es pensar que nuestra estrategia tendrá una parte amplia de ayuda a los demás, a nuestro público objetivo.
  • Un valor que mostrar. Sin duda no podemos pasar por alto nuestra Propuesta de Valor al Candidato, más bien (si deseamos ir al fondo de la definición), cuál es nuestra Experiencia de Candidato previa definición de «La Experiencia de Empleado» (Employee Experience).
  • Un activo. No estás solo en este mundo, observa qué hacen los demás. No consiste en copiar las prácticas de la competencia, sino más bien en escuchar qué están haciendo en este campo otras empresas, tanto de tu sector como de otros. Viendo qué estrategias están siendo más efectivas en ese momento y adaptándolas a la tuya. No olvidemos que estamos en un mundo cambiante y que lo diseñado en un momento deberá cambiar y adaptarse a nuevos medios y prácticas.

Si no olvidas estos factores de influencia en la definición de tu marca de empleador seguro que tienes una parte de tus objetivos y tu éxito conseguidos.

 

DESCARGA EBOOKS EMPLOYER BRANDING ximo salas